12 de febrero de 2017

Donde ya no hay recuerdos

Abriendo la caja de los recuerdos
donde ya no hay recuerdos,
mientras los veo desde lejos
desvanecerse, perderse
y desaparecer de mis pensamientos.
Se disuelven los momentos
y dejan a su paso
páginas en blanco, sin textos
ni imágenes ni sentimientos.

Abriendo la caja de los recuerdos
donde ya no hay recuerdos,
mientras me siento a lo lejos
y sollozo por no poder volver a vivirlos
ni sentirlos ni quererlos.
Han quedado hojas vacías
y unos leves lamentos.

Abriendo la caja de los recuerdos
donde ya no hay recuerdos,
mientras miro desde lejos
y aparto la mirada
al no tener nada más que mirar.
Cierro la caja, ahora vacía,
sabiendo que no la volveré a abrir
porque ya no hay nada que recordar.
Me alejo a paso rápido
notando un hueco en el pecho
y una duda en mi cuerpo.
Camino mirando a todos lados
sin saber bien de dónde vengo
ni adónde puedo llegar.

1 comentario:

  1. Una caja que ya tiene un poema, y qué bonito no saber de dónde se viene y a dónde se puede llegar. Un abrazo.

    ResponderEliminar