18 de enero de 2017

Motivo para matar

¿Qué nos diferencia? Yo sigo órdenes de un superior, él también. Yo he matado a decenas de hombres, él también. Yo estoy harto de esta guerra que ya ha dejado de tener sentido, él también.
Lo único que nos hace distintos es que soy yo el que mantiene el fusil ante su rostro mientras que él ha perdido el suyo y únicamente espera su último aliento.
Yo no soy mejor que él. Él dispararía si estuviera en mi situación como estoy a punto de hacer yo. ¿Qué es lo que me da derecho a acabar con su vida? Absolutamente nada. ¿Por qué voy a matar entonces? ¿Porque es uno más? ¿Porque se ha convertido en un número dada la cantidad de hombres a los que ya he asesinado sin dudar? ¿Porque él lo haría si estuviera en mi lugar? No, voy a matar porque ya he perdido mi humanidad, porque me la han arrebatado de la peor manera, porque me la han sacado a la fuerza y sin piedad. Por eso voy a matar, por el mismo motivo por el que merezco morir.
Voy a disparar. No quiero seguir torturándome con esta pesadilla. Voy a disparar y no me importa. Entonces aprieto el gatillo y caigo al suelo sintiendo un dolor atroz que dura apenas unos segundos.


2 comentarios: