2 de enero de 2017

Correr descalza

He dedicado mucho tiempo a convertir cosas comunes en poesía, en metáforas que no tienen apenas sentido, en intentar crear belleza y no buscarla. 
No estoy segura de que tenga algún tipo de beneficio aferrarme a personas que han dejado de ser poema, de personas que ni siquiera se acercan a algún recurso lingüístico, de personas que ya no vuelan.
Pero sigo intentando escribir sobre todo, sobre nada, sobre cualquier cosa. Sigo intentando prometerme sueños y experiencias. Sigo intentando correr descalza sin helarme entre letras que son cada vez más frías.
Y no me importa estar atada en una mesa de torturas sin recibir ningún tipo de tortura, no me importa que me electrocuten el cerebro con música, no me importa que me obliguen a reír cuando solo quiero llorar.
Estoy decidida a saltar el charco y vivir de nuevo, a saltar los huecos en el suelo, a evitar los empujones, a pisar de nuevo con los dos pies.
Sigo queriendo hallar el modo de no convertirme en una de esas personas que han dejado de ser poema. 

"Sigo intentando correr descalza sin helarme."

No hay comentarios:

Publicar un comentario