10 de diciembre de 2016

Una vez más

Tú lo has decidido. Tú has decidido acabar con todo. Tenías claro que no querías continuar con esa persona. Sabías que ya no merecía la pena, tal vez tuvieras razón: teníais más peleas que momentos tranquilos, discutíais demasiado, no os teníais en cuenta. Y, a pesar de los buenos momentos, has decidido cortar con todo lo que habíais construido. Has decidido que ya no merecía la pena seguir intentándolo. ¿Por qué lloras? ¿Porque querías algo más? ¿Porque no te parece justo? ¿Porque le querías y no soportas dejarlo todo? Entonces vuelve, inténtalo una vez más. No abandones, sigue intentándolo una y otra vez. Ten en cuenta lo que necesita, haz que se sienta feliz contigo, mírale a los ojos y dile que le quieres. Inténtalo una vez más.
Ignora a la sociedad de ahora, deja de hacer lo que todos hacen, deja de abandonar al primer problema que se presenta. Es una estupidez. Inténtalo.
¿Sabes por qué hay ancianos que siguen juntos después de tanto tiempo? ¿Sabes por qué hay ancianos que se conocieron de jóvenes y están tan enamorados como siempre? Porque no abandonaron, porque se negaron a dejar de intentarlo a pesar de las peleas, de las discusiones, porque se pidieron perdón cuando se hicieron daño, porque se querían y se apoyaron en todo momento por muy enfadados que estuvieran, porque no permitieron que una pelea momentánea destruyera lo que habían construido durante tanto tiempo, porque decidieron que su amor podía con todo, porque se querían y ése era el único motivo que necesitaban.
¿Por qué lloras? Inténtalo una vez más. Joder, si de verdad le quieres, vuelve y díselo. Una vez más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario