26 de septiembre de 2016

Querido diario:

Tengo que escribir en un diario porque el médico se lo sugirió a mi madre. Solo es un poco cada día, pero aseguran que me hará bien.
En mi agenda pone que tengo cita con el médico a las 17:00. No sé bien qué me van a decir tras las pruebas que me han hecho, pero tengo la esperanza de que no sea demasiado grave.
Hoy ha sido un día sencillo, aunque no recuerdo exactamente qué he hecho. No obstante, tengo la sensación de que ha ido bien. 
Tengo la mesa de mi habitación llena de posits y notas y a veces las leo en busca de algo nuevo. Hoy he visto una frase que no había leído antes, aunque la letra con la que está escrita es mía.
Abro mi agenda para saber qué tengo que hacer hoy y veo que hay una cita con el médico a las 17:00. Las pruebas del otro día fueron sencillas, el doctor solo me pidió que recordara una expresión y luego me hizo hablar de mi infancia. Cuando me pidió que le dijera la expresión no la recordaba. Todavía estoy esperando las respuestas a las pruebas, espero que no quede mucho para la cita con el médico.
Ha entrado mi madre hace unos instantes y le he preguntado qué había de comer. Me ha dicho que ya habíamos comido, de modo que me he tranquilizado porque no tenía hambre y no sabía por qué.
Miro en mi agenda si hoy tengo algo importante que hacer y veo que tengo cita con el médico a las 17:00, supongo que mi madre me llevará en coche. Creo que iré a avisarla antes de que se me olvide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario