24 de julio de 2016

Miradas

¿Alguna vez te has parado a mirar a alguien tan fijamente que todo lo demás se desvaneciera? ¿Alguna vez has intentado ver más allá de sus ojos? ¿Alguna vez has intentado observar sus pensamientos? ¿Sentir sus sentimientos? ¿Vivir su vida? ¿Amar su amor? ¿Olvidarte de ti? ¿Llorar sus lágrimas? ¿Ver a través de sus ojos? ¿Abrazar su alma? ¿Hablar sus palabras?

Si no lo has hecho,

no lo hagas. 

No lo intentes.

Porque si lo haces... 
Si lo consigues... 
Entonces estarás encadenado para siempre; encadenado a sus ojos, a su mirada, a su alma.

Y una vez atado... 
Una vez atado ya no hay vuelta atrás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario