30 de julio de 2016

"Lo siento" y una sonrisa

Corrió hacia la cafetería, sabía que iba a llegar tarde, como siempre. Abrió la puerta con efusividad, lo que hizo que varias personas giraran la cabeza en busca de la persona que había destrozado la monotonía. Tras unos segundos de tensión, se dirigió hacia la mesa donde le esperaba y una mueca de culpabilidad se instaló en su rostro.

-Lo siento, de verdad- aseguró sentándose en la silla desocupada.

-No importa- mintió él; se veía a millas de distancia que estaba muy enfadado.

-Lo siento mucho- repitió ella, insegura, justo cuando la camarera se acercó a la mesa y les preguntó el pedido.

-Un café bombón- dijo él.

-Lo mismo- respondió ella haciendo un gesto con la cabeza.

La camarera se marchó a por sus pedidos y ambos se quedaron mirándose fijamente unos instantes hasta que, finalmente, ella rompió la conexión bajando la mirada hacia la mesa.

-Lo siento- repitió por tercera vez.

-Ya da igual- suspiró él-. Déjalo, ¿quieres?

Se produjo un silencio incómodo entre ambos y ninguno sabía cómo romperlo. 

-He traído algo para ti- dijo él finalmente, consiguiendo que ella alzara la vista y sus miradas chocaran.

Él metió la mano en una mochila que descansaba en la silla más próxima, sacó un pequeño paquete envuelto en papel de regalo y sujeto con una cuerda y lo depositó frente a ella, encima de la mesa. Sonrió mientras la observaba.

-Feliz cumpleaños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario