4 de febrero de 2016

¡Grita!

Oculta el rostro bajo la almohada y grita.
Grita hasta que no puedas más.
Grita hasta que te duela la garganta.
Grita si esa es tu verdad.
Grita sin importarte los demás.

¿No vas a hacerlo?
¿Por qué te importa tanto la opinión del resto?
¿No vas a gritar? 
¿Por qué no abandonas esos pensamientos?

¡Grita!
Sal a la calle y grita. 
Si cierras los ojos no verás las miradas de la gente. 
Si cierras los ojos solo estará tu mente.
Vamos, grita.
Grita hasta que ya no sientas dolor.
Grita hasta que se despeje tu interior.
Abandona el miedo y grita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario