16 de noviembre de 2015

¿Y si...?

Piensa en un mundo en el que no existe el dinero. Piensa que no hay armas. Piensa que gobierna la PAZ. Piensa que todo comienza con un círculo. Cada persona ayuda a otra persona y esa otra persona ayuda a otra. Si esta acción continuara, cuando la primera persona necesitara ayuda la recibiría.

¿Y si se trabajara para que la sociedad funcionara mejor? ¿Y si se viviera sin mentiras? ¿Y si no hubiera gente ansiando el poder? ¿Y si no estuviéramos manipulados ni controlados? ¿Y si a los niños desde pequeños se les enseñara la importancia del respeto, de la misericordia, de la amabilidad, de amar a otras personas...? ¿Y si hubiera un cambio de mentalidad y dejáramos de querer dinero y poder?
Se acabarían las religiones, pues la gente no necesitaría buscar la felicidad más allá de este mundo; no habría guerras porque la gente no estaría constantemente obsesionada con el poder; no habría pobreza ya que todos ayudarían a todos; no habría dolor por las injusticias porque todos estarían dispuestos a trabajar por una sociedad mejor.
Si no fuéramos marionetas de gente con avaricia a la que apenas importamos quizá no habría revoluciones ni odio. Quizá si no se consideraran a unas personas más importantes que otras no habrían fronteras ni asesinatos, quizá si no creyéramos que unos merecen más atención que otros no habría dolor ni angustia. Quizá si viéramos que todos somos iguales no tendríamos esa convicción de que hay muertes más importantes que otras, quizá ni siquiera habría muertes.

¿Y si la mentalidad humana cambiara? ¿Y si todos colaboráramos por un mundo mejor? ¿Y si dejáramos de estar obsesionados con tener territorios? ¿Y si dejáramos de exterminar culturas? ¿Y si dejáramos de crear guerras por diferencias entre las personas? ¿Y si de verdad pensáramos que todos somos iguales? ¿Y si dejáramos a un lado los prejuicios? ¿Y si realmente hubiera PAZ? ¿Y si no hubiera luchas constantes? ¿Y si la solución no fueran las guerras?
¿Y si...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario