23 de septiembre de 2015

Un mensaje para el mundo:

Se avecinan tormentas y desgracias por el camino que recorremos. No importa que cada camino sea particular y que se dirija a sitios diferentes pues el final, la meta, el sitio de llegada, es el mismo. La muerte nos acogerá como si fuéramos sus huéspedes, nos separará de la vida y de esas personas que han caminado junto a nosotros y no podremos hacer nada porque es inevitable.

Se avecinan tormentas y desgracias, mas también reencuentros, ilusiones y sueños alcanzados. Se avecinan rayos de sol abriéndose paso por entre las nubes y viajes en barca para cruzar pequeños mares que nos impiden continuar por nuestro camino. Puede ser que caigamos, que el mar se vuelva negro y que sintamos miedo y pánico de lo que pueda haber allí abajo. Pero prometo que se volverá transparente, que habrá unas cálidas manos que nos ayudarán a salir de ese mar y nos subirán de nuevo a esa barca.

Se avecinan tormentas y desgracias; se avecinan secretos, mentiras y verdades a medias. Así como también nos encontraremos con falsos amigos. Sin embargo, los buenos amigos estarán ahí siempre dispuestos a apoyarnos y a sacarnos de los agujeros que encontremos por el camino.

Se avecinan tormentas y desgracias, sé que caminar parece fácil, pero nos cansamos. Habrá cuestas que subir y que bajar, habrá obstáculos y vacíos de los que habrá que librarse, habrá ríos y mares que cruzar ya sea construyendo puentes, construyendo balsas o a nado; y, sobre todo, habrá miedo de llegar al final, nos aterrorizaremos de esa separación de la vida que nos alcanzará o que nosotros alcanzaremos.

Se avecinan tormentas y desgracias y, a pesar de todas las dificultades, sé que llegaremos a la meta de algún modo, andemos por donde andemos y pasemos por donde pasemos. Sea con quien sea, llegaremos al final y sonreiremos a la muerte que nos acogerá como a sus huéspedes, que nos separará de la vida y de esas personas que han caminado junto a nosotros.

                                                                                           Firmado: Marina González Jurado

No hay comentarios:

Publicar un comentario