24 de septiembre de 2015

Gritemos

Gritemos.
Gritemos.
Gritemos
a la luz de tus ojos,
a la luz de mis versos.
Gritemos.
Sin importar nada.
Gritemos
estos sueños
que tanto me agobian,
me atrapan.
Gritemos.
Mirando y escuchando
este silencio que ahora me alcanza.
Y si en las miradas
ocultas algún secreto,
y si en las miradas,
ocultas algún miedo,
cuéntamelo en un susurro de hielo.
Sin temor a la brisa,
al sol, al viento.
Sin temor al tiempo
y a las horas que pasan
y no se detienen un momento.
Gritemos.
Gritemos todo lo que nos consume,
todas esas verdades
que con nosotros arrasan,
todos esos sentimientos ocultos.
Y, si hace falta, lloremos
y dejemos resbalar
estas lágrimas que
en vez de saladas, son dulces.
Pues están llenas de palabras
de palabras y mentiras
y de un mañana
que ahora me vive
y luego me mata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario