24 de septiembre de 2015

¿Cómo vivir si mis manos están llenas de vacío?

Grito al vacío.
A esos ojos sin color.
A ese fantasma del amor.
A ese infinito dolor.
A ese sonido ensordecedor.
No tienes a nadie a quién contar.
Nadie que te aconseje.
Porque estás sola.
Terriblemente sola.
No hay nadie, no hay nada.
Hay vacío. No hay palabras.
¿A quién contar todos tus secretos?
¿Cómo decir que tu mayor miedo es el reflejo?
¿A quién suplicar compasión, momentos?
¿Cómo dejar de tener siempre los mismos pensamientos?
¿De qué sirve escuchar si nadie escucha tu sonido?
¿De qué sirve caminar si el camino es infinito?
¿De qué sirve amar si el amor no es correspondido?
¿De qué sirve vivir si no quedan latidos?
¿Con quién hablar?
¿Con quién soñar?
¿Con quién esperar?
¿Cómo vivir si mis manos están llenas de vacío?

No hay comentarios:

Publicar un comentario